¿A quién va dirigido?

Una de las características más básicas del concepto Atención Temprana, es la prevención y el comienzo lo antes posible de aquellas dificultades o trastornos que puedan aparecer en el desarrollo de un niño de 0-6 años.

En la etapa 0-6 años (etapa infantil), debido a la plasticidad cerebral que presenta nuestro cerebro, se producen grandes cambios en todas las áreas del desarrollo, como el gateo, primeros pasos, caminar… (En el área motora); primeras palabras, hablar… (Área social y del lenguaje), y hasta llegar a la etapa escolar (educación primaria) con el comienzo de la lectura y escritura. Todas estas etapas son imprescindibles en el desarrollo infantil y deben quedar bien consolidadas para prevenir trastornos posteriores, como son, en general las dificultades en el aprendizaje escolar.